jueves, 17 de noviembre de 2016

Descubren segunda estructura en el interior de la Pirámide de Kukulkán


El hallazgo indica que la majestuosa construcción maya se erigió en al menos tres etapas, mediante tres pirámides una sobre otra hasta llegar a la que se conoce también como 'El Castillo'

Una estructura piramidal que podría datar de los años 550-800 ha sido descubierta en el interior del templo de Kukulkán, situado en el recinto arqueológico mexicano de Chichen Itzá, informaron este miércoles ingenieros y antropólogos mexicanos.

Esta es la segunda estructura piramidal en el interior de Kukulkán que ha sido identificada, después de que se descubriera una primera en la década de 1930, lo que indica que la majestuosa construcción maya se erigió en al menos tres etapas, mediante tres pirámides una sobre otra hasta llegar a la que se conoce también como 'El Castillo'.

"Es como las muñecas matrushkas, de la grande sacamos otra y otra", ha dicho en rueda de prensa René Chávez Seguro, jefe del proyecto e investigador del Instituto de Geofísica de la estatal Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La pirámide recién descubierta, que sería la más antigua al corresponder al periodo maya puro, tiene unos 10 metros de altura. La segunda, descubierta en la década de 1930 y que corresponde al periodo transicional (años 800-1000), alcanza 20 metros para culminar en El Castillo, de casi 30 metros y que corresponde al periodo de decadencia (1050-1300).

Denisse Argote, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), explicó que en la arqueología prehispánica es común que las estructuras más importantes de un asentamiento se hayan realizado en varias etapas.

"Ya sea por el deterioro de las estructuras, porque llega un nuevo grupo de poder, porque se establece un nuevo linaje, porque se da una ceremonia de renovación de los tiempos... Hay muchos motivos por los cuales se puede construir otra nueva estructura", ha señalado Argote.

Esta estructura ha sido descubierta con una técnica no invasiva única en el mundo denominada tomografía, desarrollada por expertos de la UNAM y el INAH y que consiste en iluminar el interior de la pirámide para verla por dentro sin dañarla.

La importancia de este hallazgo, según ha añadido Argote, es que permitirá conocer con mayor precisión a la cultura maya pura, es decir "su población original sin la influencia de la gente del centro de México" y que imprimó su huella en la estructura de Kukulkán tal como se conoce ahora.

Con esta misma técnica, en 2015 el INAH y la UNAM descubrieron que la pirámide de Kukulkán está construida sobre un cenote, como se denomina a los ríos subterráneos que abundan en el sureste de México y que los mayas consideraban sagrados.

Los investigadores presumen que los mayas conocían de la existencia del cenote desde que iniciaron la construcción de la primera etapa del templo en honor a Kukulkán, la serpiente emplumada, su máxima deidad.

Los españoles denominaron a este templo 'El Castillo' y en 2007 fue declarada, tras una votación a nivel mundial, una de las siete maravillas del mundo moderno.


Otros artículos:

Síguenos
Página Facebook
Twitter

Los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

lunes, 14 de noviembre de 2016

Un físico encuentra información sobre el alma en las células humanas


Los científicos aseguran que la información cuántica sobre el ser humano puede seguir viva de algún modo una vez que muere el cuerpo.

El equipo del físico británico Roger Penrose ha encontrado pruebas de que los microtúbulos de las proteínas contienen información cuántica sobre el ser humano, que algunos denominan 'alma' y podría perdurar tras la muerte del cuerpo, informa 'The Daily Express'.

Penrose explica que una prueba de esta teoría es que, cuando alguien muere, esos conductos liberan su información subatómica al universo pero, si el proceso es temporal y logra regresar a la vida, regresa a cuerpo: esa sería la vivencia de las personas que tienen experiencias cercanas a la muerte.

"Si el paciente no sobrevive al trance y fallece "es posible que la información cuántica pueda existir fuera del cuerpo", como 'alma', "tal vez de manera indefinida", añade Roger Penrose.

'Aquí y ahora'

Los investigadores del Instituto Max Planck de Física (Múnich, Baviera, Alemania) están de acuerdo y establecen que el universo físico en que vivimos se basa en nuestra percepción pero, una vez que nuestra parte física muere, existe un infinito más allá.

Quien fuera máximo responsable de esa institución, Hans-Peter Durr, subraya que "lo que consideramos como 'aquí y ahora', este mundo, solo es la parte material de lo que nos resulta comprensible", mientras que "el más allá es una realidad infinita mucho mayor".

En este sentido, Durr detalla que "nuestras vidas ya están rodeadas" de ese otro mundo en el que, "cuando el cuerpo muere, el campo espiritual cuántico permanece", un fenómeno que se podría considerar "inmortalidad".

Por su parte, el científico Christian Hellwig, del Instituto Max Planck de Biofísica y Química (Gotinga, Baja Sajonia, Alemania) añade que las propiedades de "nuestros pensamientos, nuestra voluntad nuestra conciencia y nuestros sentimientos" se podrían considerar "espirituales" —debido a que "no tienen una interacción directa con las fuerzas de la naturaleza fundamentales"— y "corresponden de manera exacta con las características que distinguen los tremendamente desconcertantes y maravillosos fenómenos del mundo cuántico".


Artículos relacionados:

Síguenos

Los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

domingo, 13 de noviembre de 2016

ISIS ha destruido dos de las ciudades antiguas más importantes del mundo


A medida que se desarrolla la lucha militar iraquí para recuperar la ciudad de Mosul, en el norte de Irak desde el Estado Islámico (ISIS), imágenes de satélite muestran que dos sitios arqueológicos emblemáticos han sido deliberadamente destruidos – y no necesariamente por los combates.

Ambos eran capitales de la antigua Mesopotamia – la importante región donde la escritura, la agricultura y la civilización tal como la conocemos surgió. Un antiguo templo descrito como "la más espectacular estructura sagrada conocida de la antigua Mesopotamia" ha sido arrasado.

Los dos sitios aún no han sido inspeccionados oficialmente por los arqueólogos, sin embargo, debido a los continuos enfrentamientos en la zona, nadie ha hecho un recuento oficial de los daños.

Pero en base a las imágenes de satélite, los investigadores de la American Schools of Oriental Research (ASOR) Cultural Heritage Initiatives (Iniciativas Relativas al Patrimonio Cultural ASOR) dicen que lo más probable es que hayan sido deliberadamente destruidas por ISIS.

El sitio más afectado fue el Zigurat de Nimrud – un imponente templo, que fue construido hace aproximadamente 2.900 años.

El año pasado, ISIS destruyó un Templo diferente y el Palacio en Nimrud, pero parece que no estaban dispuestos a dejar el Zigurat en pie.

En las siguientes imágenes de satélite, capturadas en algún momento entre finales de agosto (izquierda) y comienzos de octubre (derecha), el Zigurat fue "aplanado", y hay indicios de que ha sido hecho por equipos de remoción de tierra.


"Las imágenes que datan de principios de octubre muestran la nivelación casi completa del montículo Zigurat, con la mayoría de los daños que se produjeron entre el 31 de agosto y 2 de octubre de 2016", escribió ASOR en Facebook. "La actividad de movimiento de tierras continuó hasta el 16 de octubre".

Nimrud , que era conocida como Calah en el libro de Génesis, se estableció en el siglo 13 antes de Cristo, cerca del río Tigris, aproximadamente a 32 km al sur de Mosul.

En el siglo IX a.C, Nimrud se convirtió en la capital del Imperio de Neo-Asiria bajo el reino de Ashurnasipal II. Fue bajo su mando que el Zigurat fue construido, originalmente midiendo 61 metros (200 pies) por 61 metros en su base, y 61 metros de altura.

El zigurat Nimrud no estaba en muy buen estado, incluso antes del reciente ataque, pero después de 2.900 años, todavía seguían en pie 43 metros (140 pies) de su estructura.

Cuando el arqueólogo Austen Henry Layard excavó el sitio en los años 1800, la describió como "la más espectacular estructura sagrada conocida de la antigua Mesopotamia".

Imagen de satélite antes de la destrucción. En esta imagen de satélite tomada el 31 de agosto de 2016, el Zigurat en la antigua capital Neo-Asiria de Nimrud está intacto.


Imagen de satélite luego de la destrucción. Una foto de satélite tomada el 2 de octubre de 2016 muestra que el área donde se encontraba el Zigurat ha sido aplastada por equipos de remoción de tierra.


Los arqueólogos están ahora preocupados por los posibles daños que podrían realizarse a la zona histórica del norte del país en las próximas semanas y meses, a medida que el Estado Islámico siga siendo empujado de la zona.


Síguenos