sábado, 25 de abril de 2015

De acuerdo a una antigua leyenda Hindú...


De acuerdo a una antigua leyenda hindú...

...Hubo una vez un tiempo, en el que todos los seres humanos eran dioses, pero ellos abusaron tanto de su divinidad que Brahma, el dios supremo, decidió quitárselas y esconderla donde nunca la pudieran encontrar.

La pregunta era ¿donde esconder su divinidad?. Así que Brahma convocó una junta con los dioses para que lo ayudaran a decidir. "Podemos enterrarla en lo profundo de la tierra", dijeron los dioses. Pero Brahma respondió, "No, eso no funcionará porque los humanos cavarán en la tierra y la encontrarán." Entonces los dioses dijeron: "Podemos hundirla en el océano más profundo." Pero Brahma respondió, "No, allí no, porque ellos aprenderán a bucear en el océano y la encontrarán." Entonces los dioses dijeron: "Vamos a llevarla a la cima de la montaña más alta y esconderla allí." Pero una vez más Brahma respondió, "No, allí no, porque eventualmente subirán a cada montaña y una vez más tomarán su divinidad." Entonces los dioses dándose por vencidos dijeron: "No sabemos dónde esconderla, porque parece que no hay lugar en la tierra o en el mar que los seres humanos no puedan con el tiempo a alcanzar."

Brahma pensó durante mucho tiempo y luego dijo, "Esto es lo que vamos a hacer. Vamos a ocultar su divinidad en la profundidad del centro de su propio ser, ya que los seres humanos nunca pensarán en buscarla allí."

Todos los dioses coincidieron en que ese era el escondite perfecto, y el hecho se hizo. Y desde ese tiempo los humanos han estado yendo arriba y abajo de la tierra, cavando, buceando, escalando, y explorando - en busca de algo que está dentro de sí mismos.

Otros artículos de interés:

Síguenos

Descubren mercurio líquido bajo pirámide de Teotihuacán

Un arqueólogo mexicano que busca una tumba real en un profundo y oscuro túnel debajo de una imponente pirámide construida antes del imperio azteca descubrió un indicio que podría acercarlo a su objetivo: mercurio líquido.


En las entrañas de Teotihuacán, una misteriosa ciudad antigua que en su apogeo fue la mayor de América, Sergio Gómez encontró este mes "una gran cantidad" del metal plateado en una
cámara al final de un túnel sagrado que estuvo sellado por casi 1.800 años.

"Es algo que nos ha sorprendido realmente", dijo Gómez a la entrada del túnel bajo la pirámide de la Serpiente Emplumada de Teotihuacán, unos 50 kilómetros al noreste de Ciudad de México.

Algunos arqueólogos creen que el elemento tóxico podría ser una pista para hallar la primera tumba de un gobernante en Teotihuacan, contemporánea de varias ciudades antiguas mayas pero envuelta en tanto misterio que sus habitantes aún no tienen nombre.

Gómez, con dudas sobre lo que llevó a la colocación del mercurio en el sitio, dice que el metal pudo haber sido usado para representar un río o lago del inframundo. El metal, hallado previamente en pequeñas cantidades en sitios mayas mucho más al sur del país, nunca se había encontrado en Teotihuacán.

De difícil extracción y apreciado por sus propiedades refractantes, el mercurio era poco común en el México antiguo.

EN BUSCA DE LA TUMBA REAL

En lo profundo de un complejo integrado por tres cámaras, Gómez espera encontrar la última morada de un rey.

De estar en lo correcto, el descubrimiento ayudaría a esclarecer un debate sobre cómo se manejaba el poder en Teotihuacan, una ciudad con enormes pirámides de piedra que fue hogar de unas 200 mil personas y centro de un imperio que floreció entre los años 100 y 700 DC.

Teotihuacán, o "morada de los dioses" en la lengua azteca náhuatl, fue distinta de la civilización maya. Sus habitantes no dejaron registros escritos y abandonaron la ciudad mucho antes de que los aztecas asumieran el poder en el siglo XIV.

Los españoles cavaron en Teotihuacan en la década de 1670, pero sólo hasta la década de 1950 comenzaron las excavaciones científicas.

El trabajo de seis años de Gómez en el túnel ya ha recuperado decenas de miles de artefactos incluyendo esculturas de piedra, joyería preciosa y conchas marinas gigantes que llevan a las tres cámaras.

La cuidadosa excavación se ha frenado debido a la humedad extrema, el lodo y ahora, la necesidad de un equipo protector para evitar el envenenamiento por mercurio.

George Cowgill, un arqueólogo estadounidense que ha dedicado más de cuatro décadas a excavar Teotihuacan, opina que el hallazgo de mercurio aumenta las probabilidades de encontrar una tumba.
"Pero aún no es nada seguro, y eso es lo que mantiene a todos en suspenso" , comentó.

Se espera que la excavación de las cámaras concluya en octubre, dijo Gómez, y que se anuncien los hallazgos hacia finales del 2015.

Descubren valioso tesoro bajo la ciudad prehispánica de Teotihuacán
Los cráneos alargados de México
Quetzalcóatl, Kukulcán, Viracocha, Votan, Gucumatz

Síguenos