miércoles, 31 de julio de 2013

¿El regreso del mamut? El científico de la oveja Dolly dice que debe ser clonado


Las posibilidades de ver un mamut vivo se acercan. Así lo cree Ian Wilmut, el científico de la Universidad de Edimburgo cuyo equipo fue responsable de la clonación de la oveja Dolly, la primera realizada con un animal.


Según Wilmut, si se desarrollan nuevas técnicas que permitan a los científicos transformar células de tejido en células madre, las posibilidades de clonar un mamut aumentarían ostensiblemente ya que, de acuerdo con su estimación, realizar esta verdadera hazaña sería imposible utilizando las técnicas que dieron vida a Dolly.

"Siempre he sido escéptico acerca de toda esta idea, pero creo que si se pudiera superar el primer obstáculo, es decir, obtener células viables de mamut, se podría hacer algo útil e interesante", señaló Wilmut al periódico británico 'The Guardian'. El científico estimó que podrían necesitarse unos 50 años de investigación antes de ver un mamut vivo caminando.

Los mamuts lanudos comenzaron a extinguirse hace unos 10.000 años. Habitantes de vastas regiones de Norteamérica y Eurasia, se estima que los últimos ejemplares vivieron hace 6.000 años.

Últimamente se han recuperado varios cuerpos de mamut en buen estado de conservación del permafrost de Siberia, lo que ha animado a científicos rusos y surcoreanos a planificar un sistema que permita clonar a estos animales.

Sin embargo, el problema más complejo tiene que ver con que los restos de los animales encontrados presenten su ADN intacto, una situación difícil ya que las células del mamut comienzan a deteriorarse una vez que se exponen a la temperatura en que el hielo y la nieve se derriten.

Síguenos
Página Facebook
Twitter

viernes, 26 de julio de 2013

Científicos Japoneses acechan al Misterioso "Planeta X"


Científicos en una universidad japonesa creen que otro planeta hasta de dos tercios el tamaño de la Tierra se encuentra orbitando en los lejanos alcances del sistema solar.

Los investigadores en la Universidad de Kobe en el occidente de Japón dijeron que usando simulaciones por computadora, los cálculos hechos los llevaron a concluir que era solo un asunto de tiempo antes de que el misterioso “Planeta X” fuese encontrado.

“Por la muy fría temperatura, su superficie podria estar cubierta con hielo, amoníaco helado y metano”, dijo a la AFP el investigador, profesor universitario, Tadashi Mukai.

El estudio, realizado por Mukai y el investigador, Patryk Lykawka será publicado en la edición de abril del diario astronómica con base en los Estados Unidos.

“La posibilidad es alta de que un cuerpo celestial, de clase planetaria desconocida hasta la actualidad, midiendo de un 30% a un 70%  la masa de la Tierra, exista en los extremos exteriores del sistema solar,” dijo un resumen de la investigación por la Universidad de Kobe.

“Si la investigación es conducida a una escala ancha, es probable que se descubra el planeta en menos de 10 años,” dijo.

El Planeta X - así llamado por los científicos, como está, hasta ahora, sin encontrar – tendría una órbita solar elíptica alargada, y circula el sol cada mil años, dijo el equipo, estimando que su radio es de 15 a 26 billones de kilómetros.

El estudio viene dos años después de que tuvieron que ser reescritos los libros de texto, cuando Plutón fue quitado de la lista de planetas.

Plutón fue descubierto por el astrónomo estadounidense, Clyde Tombaugh en 1030, en el llamado Cinturón de Kuiper, una cadena de escombros congelados en los alcances exteriores del sistema solar.

En 2006, casi una década después de la muerte de Tombaugh, la Unión Internacional Astronómica decretó que el cuerpo celeste era meramente un planeta enano en el grupo del cinturón de Kuiper.

Los astrónomos dijeron que la órbita alargada de Plutón se traslapaba con la de Neptuno, excluyéndolo de ser un planeta. Definió al sistema solar como consistiendo de únicamente el conjunto clásico de Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

El equipo notó que más de 1,100 cuerpos celestiales han sido encontrado en los alcances exteriores del sistema solar, desde mediados de los años ’90.

“Pero sería la primera vez que se descubre un cuerpo celestial de este tamaño, el cual es mucho más grande que Plutón,” dijo Mukai.

Los investigadores armaron un modelo teórico, viendo cómo podría haber evolucionado esta área remota del sistema solar sobre los pasados cuatro billones de años.

“Al venir con una explicación para los cuerpos celestes, pensamos que sería más natural suponer la existencia de un planeta, hasta ahora desconocido,” dijo Mukai.

“Basado en nuestra hipótesis, nosotros calculamos cómo se movieron los escombros sobre los pasados cuatro billones de años. El resultado encajó con el movimiento actual de los cuerpos celestes que podemos observar ahora,” dijo.

El tiene muchas esperanzas en la investigación de la Universidad de Kobe, la Universidad de Hawai y la Universidad Central Nacional de Taiwan.

“Estamos contando con que el proyecto observación celestial en curso, eventualmente descubra el planeta X,”, dijo Mukai.


Artículos relacionados:
¿Nuevo Planeta en nuestro sistema solar?
En realidad podría haber un planeta gigante oculto mucho más allá de Plutón

¿Nuevo Planeta en nuestro sistema solar?

Las extrañas órbitas de los objetos remotos insinuan un mundo invisible, según sugieren unos nuevos cálculos.


Un planeta aún no descubierto podría estar orbitando en los márgenes oscuros del sistema solar, según una nueva investigación.

Demasiado lejos para ser fácilmente visto por los telescopios, la presencia del invisible planeta parece estar siendo sentida al alterar las órbitas de los llamados objetos del cinturón Kuiper, dijo Rodney Gomes, un astrónomo en el Observatorio Nacional de Brasil en Río de Janeiro.

Objetos del cinturón Kuiper son pequeños cuerpos helados —incluyendo algunos planetas enanos—que se encuentran más allá de la órbita de Neptuno.

Una vez considerado el noveno planeta de nuestro sistema, el planeta enano Plutón, por ejemplo, es uno de los objetos más grandes del cinturón de Kuiper, a unas 1,400 millas (2,300 kilómetros) de ancho. Decenas de otros objetos son cientos de kilómetros de diámetro, y más son descubiertos cada año.

Lo que es intrigante, dijo Gomes, es que, según sus nuevos cálculos, alrededor de una media docena de objetos del cinturón de Kuiper—incluyendo un remoto cuerpo conocido como Sedna—se encuentran en órbitas extrañas en comparación a como deberían ser, en base a los actuales modelos del sistema solar.

Las inesperadas órbitas de los objetos tienen algunas pocas posibles explicaciones, dijo Gomes, quien presentó sus hallazgos el martes en una reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Timberline Lodge, Oregón.

"Pero creo que la más sencilla es una compañera solar de masa planetaria", un planeta que orbita muy lejos del sol, pero que es lo bastante masivo para estar teniendo efectos gravitacionales sobre objetos del cinturón Kuiper.

Para el nuevo trabajo, Gomes analizó las órbitas de los 92 objetos del cinturón Kuiper, y a continuación, comparó sus resultados con los modelos por ordenador de cómo los cuerpos deberían ser distribuidos, con y sin un planeta adicional.

Si no hay un mundo distante, Gomes concluye, los modelos no producen las órbitas alargadas, que vemos en seis de los objetos.

Qué tan grande exactamente el cuerpo planetario podría ser, no está claro, pero hay varias posibilidades, agregó Gomes.

Basandose en sus cálculos, Gomes cree que un mundo del tamaño de Neptuno, cerca de cuatro veces más grande que la Tierra, orbita a 140 mil millones de kilómetros (225 billones de kilómetros) de distancia del sol —1.500 veces más lejano que la Tierra.

Pero también lo sería un objeto del tamaño de Marte—cerca de la mitad el tamaño de la Tierra— en una órbita muy alargada que en ocasiones el cuerpo llegaría a 5 mil millones de kilómetros (8 mil millones de kilómetros) del sol.

Gomes especula que el misterioso objeto podría ser un planeta errante que fue expulsado de su propio sistema estelar y más tarde capturado por la gravedad del sol.

O el supuesto planeta podría haberse formado más cerca de nuestro sol, para ser una vez echado hacia el exterior por los encuentros gravitacionales con otros planetas.

Sin embargo, en realidad la búsqueda de un mundo así sería un reto.

Para empezar, el planeta podría ser muy tenue. Además, las simulaciones de Gomes no dan a los astrónomos ninguna pista en cuanto a dónde apuntar sus telescopios, "puede estar en cualquier lugar", dijo.


Artículos relacionados:
En realidad podría haber un planeta gigante oculto mucho más allá de Plutón
Científicos Japoneses acechan al Misterioso "Planeta X"


Síguenos
Página Facebook
Twitter

En realidad podría haber un planeta gigante oculto mucho más allá de Plutón


Plutón esta cerca de cuarenta veces la distancia entre el Sol y la Tierra. Sin embargo, el Sistema Solar es más de 50000 veces mayor que la longitud de ancho, lo que significa que podrían estar escondidos algunos secretos enormesEso ahora parece una posibilidad escasa, pero real.

En los últimos añoslos astrónomos han descubierto un montón de planetas localizados por lo menos a 100 unidades astronómicas, o la distancia desde el Sol a la Tierra, lejos de sus estrellasEstos planetas son gaseosos gigantes - tendrían que serlo para nosotros poder verlos - así que esto es algo muy diferente a los planetas enanos como Plutón y Eris, descubiertos en el Cinturón de Kuiper de nuestro Sistema Solar y más allá.

No hay casi ninguna posibilidad de que estos planetas gigantes podieran haberse formado como parte del disco planetario de la estrella madreteniendo en cuenta su enorme distancia. Esto sugiere fuertemente que se trata de antiguos planetas capturados por la gravedad de la estrella. Hagai Perets, del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica y Thijs Kouwenhoven de la Universidad de Pekín del Instituto de Astronomía y Astrofísica Kavli se unieron para averiguar con qué frecuencia podemos ver a las estrellas - incluyendo potencialmente aquellas como nuestro propio Sol - captar estos vagabundos planetas gigantesScienceNOW informa sus resultados:

Debido a que la mayoría de las estrellas nacen con otras, Perets y Kouwenhoven realizaron simulaciones con computadoras para ver lo que sucede cuando un cúmulo de estrellas contiene planetas que flotan librementeSi el número de planetas flotantes libre iguala al número de estrellasentonces, 3% a 6% de las estrellas logran la captura de un planetay algunas estrellas capturan dos o tresLa mayoría de los planetas capturados terminan a cientos o miles de veces más lejos de sus estrellas que la Tierra está del sol. Por otra parte, la mayoría de los planetas capturados tienen órbitas inclinadas a que aquellos planetas nativos, y la mitad de los planetas capturados giran en torno a sus estrellas hacia atrás.

Su trabajo depende en tener un buen conocimiento de cuántos planetas realmente hay, y no podemos estar seguros de nuestras estimaciones actuales, pero estas sugieren que hay tantos planetas vagando a como hay estrellas. Pero si estos resultados son exactos, entonces nuestro Sol, cuya masa es ligeramente superior a la normaltuvo una posibilidad real de haber capturado uno o más planetas eones atrás.

Existe un porcentaje, de acuerdo con Perets, de la posibilidad de la existencia de un planeta en la Nube de Oortel Sistema Solar podría tener un secreto gigantesco que nos espera por descubrir.


Artículos relacionados:
¿Nuevo Planeta en nuestro sistema solar?
Científicos Japoneses acechan al Misterioso "Planeta X"


Síguenos
Página Facebook
Twitter

miércoles, 24 de julio de 2013

Mezcla genética entre los ancestros de los humanos y otras especies relacionadas


El análisis sugiere que una mezcla genética se produjo en África hace unos 35,000 años.


Nuestros antepasados ​​engendraron con otras especies del género Homo, según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences1. Los autores dicen que hasta un 2% de los genomas de algunas poblaciones Africanas modernas puede originalmente provenir de especie cercanamente relacionadas.

Los paleontólogos se han preguntado durante mucho tiempo si los humanos modernos salieron de una sola, población genéticamente aislada de homínidos, o si somos una mezcla genética de varias especies de homínidos.

El año pasado, un análisis comparativo de la secuencia del genoma del Neanderthal con el del H. sapiens moderno mostró que algunos mestizajes tuvieron lugar entre las dos especies en Europa en algún momento entre 80 y 30,000 años atrás,  y que, hasta cierto punto, los Neandertales 'viven' en los genes de los humanos modernos.

Ha sido un misterio si una mezcla genética parecida tuvo lugar entre las especies Homo aún más tempranas.

Para averiguarlo, el biólogo evolucionista Michael Hammer de la Universidad de Arizona en Tucson y sus colegas estudiaron el ADN de dos grupos de cazadores-recolectores de África, los pigmeos Biaka y los San, así como de una población agrícola de África Occidental conocidos como los Mandenka.

Cada uno de estos grupos descienden de poblaciones que se cree que han permanecido en África, lo que significa que habrían evitado el efecto genético cuello de botella, que normalmente ocurre con la migración. Esto significa que los grupos muestran particularmente alta diversidad genética, lo que hace que sus genomas tengan más probabilidades de haber conservado la evidencia de la antigua mezcla genética.

Para encontrar signos de infiltración de otras especies del Homo, los investigadores analizaron 61 regiones no codificantes del ADN en los tres grupos. Debido a que la comparación directa de los especímenes arcaicos no es posible, los autores utilizaron modelos informáticos para simular cómo la infiltración de diferentes poblaciones podrían haber afectado los patrones de variación dentro de los genomas modernos.

A continuación buscaron tales patrones de variación en el ADN de las tres poblaciones Africanas. En los cromosomas 4, 13 y 18, los investigadores descubrieron regiones genéticas que fueron más divergentes que el promedio de las secuencias conocidas modernas en los mismos lugares, haciendo alusión a un origen diferente.

Hammer y sus colegas argumentan que aproximadamente el 2% del material genético que se encuentra en estas poblaciones Africanas modernas fue insertado en el genoma humano hace unos 35,000 años. Dicen que estas secuencias deben haber venido de un miembro ya extinto del género Homo.

Hammer dice que esto refuta la visión convencional de que somos descendientes de una única población que surgió en África. "Tenemos que modificar el modelo estándar de los orígenes humanos," dice.

La genetista Sarah Tishkoff, quien estudia la genética de las poblaciones y la evolución humana en la Universidad de Pennsylvania en Filadelfia, agrega "esto plantea la posibilidad de que pudo haber habido una antigua mezcla con las poblaciones arcaicas".

Síguenos
Página Facebook
Twitter

Encuentran los posibles restos de una cría híbrida Humana-Neandertal

Un grupo de investigadores ha encontrado restos óseos de un homínido que habitó el norte de Italia hace unos 30.000 o 40.000 años y que, al parecer, es un híbrido sapiens-neandertal.


Los especialistas han estudiado la mandíbula del individuo, que fue descubierta en la cueva Ripario di Mezzena, por medio de análisis de ADN y el uso de imágenes 3D. Según sus conclusiones, los restos son los de un especimen resultante del cruce de una “hembra de neandertal que se apareó con un homo sapiens macho”. El estudio ha sido publicado en la revista 'Plos One'.


“A tenor de la morfología de la mandíbula inferior, la cara de la persona de Mezzena parece ser, de alguna manera, intermedia entre los neandertales clásicos, que tenían una mandíbula inferior retraída [sin barbilla], y los humanos modernos, que presentan una mandíbula inferior saliente”, explica la antropóloga Silvana Condemi, coautora del estudio.

Si los análisis confirman esta hipótesis, se trataría de la primera prueba fehaciente de que los humanos y los neandertales se cruzaron. La hipótesis cobra más fuerza e interés teniendo en cuenta que tanto los neandertales como los humanos modernos habitaron aproximadamente las mismas regiones durante miles de años.

Síguenos
Página Facebook
Twitter

Los seres humanos modernos se reprodujeron con otras especies


Es extraño pensar que hace decenas de miles de años atrás, los seres humanos se hallan apareado con diferentes especies - pero así fue. Eso es lo que nos dijeron los análisis de ADN. Cuando el genoma del Neandertal fue secuenciado en el 2010, este mostró que hasta un 1 a 4% del ADN de los no Africanos podría haber sido heredado de los Neandertales. Los científicos también anunciaron el año pasado que nuestros antepasados se habían apareado con otras especies extintas, y ahora más evidencia está mostrando lo amplio del entrecruzamiento.

Sabemos poco sobre esta especie extinta. De hecho, ni siquiera tenemos un nombre científico; por el momento, el grupo se conoce simplemente como los Denisovanos. Los Denisovanos se descubrieron después de que un grupo de científicos dirigidos por Johannes Krause, ahora en la Universidad de Tübingen en Alemania, analizaran el ADN extraído de la punta del hueso de un dedo de un niño. El hueso fue encontrado en el 2008 en la Cueva Denisova en las montañas de Altai de Siberia, y fue fechado entre 30,000 y 50,000 años de antigüedad. En ese tiempo, uno esperaría encontrar tanto a los humanos modernos o a los Neandertales viviendo en Eurasia. Pero el ADN del hueso del dedo no coincide con el ADN humano o el ADN Neanderthal. Otro tipo de homínido también debió haber estado viviendo en la región.

Un estudio posterior del ADN del Denisovan, en la revista Nature, analizó el ADN del hueso del dedo y el ADN de un diente molar adulto también encontrado en la cueva Denisova. Basado en las características físicas de los dientes, no parecía pertenecer a un ser humano o a un Neandertal, y el ADN fue similar al del dedo. Además, David Reich de la Universidad de Harvard y sus colegas compararon el ADN del Denisovan con el ADN del humano moderno y llegaron a la conclusión de que hasta un 5% del ADN de las personas que viven en Melanesia podría ser de Denisovanos—la evidencia de más mestizaje. 

Otro estudio confirmó que los aborígenes Australianos, Polinesios y otras personas de Oceanía también tenían una herencia Denisovana. Ahora parece que los Asiáticos del Sudeste también lo tienen. Ponto Skoglunda y Mattias Jakobsson, los dos de la Universidad de Uppsala en Suecia, informaron en PNAS que el ADN del Denisovan puede encontrarse en un alrededor del 1% en el ADN del sudeste Asiático moderno.

La idea de que nuestros ancestros se hallan apareado con otras especies puede no ser demasiado impactante. Especies de hoy se aparean con otras especies cercanamente relacionadas si se encuentran entre sí en la naturaleza (o el cautiverio). Esto ocurre entre los babuinos oliva y los babuinos de Hamadryas en Etiopía. La idea probablemente parece sorprendente, ya que es difícil imaginar que alguna vez compartimos el planeta con seres tan parecidos a nosotros. ¿Como hubiera sido el conocer a otras personas de apariencia humana que no eran del todo humanos?

La historia de los últimos apareamientos entre especies está lejos de ser completa.

Síguenos
Página Facebook
Twitter

jueves, 18 de julio de 2013

¿Pirámides que podrían eclipsar a la Gran Pirámide de Giza?


Una arqueóloga aficionada en Carolina del Norte fue noticia el año pasado cuando afirmó haber descubierto unas pirámides perdidas en Egipto a través de Google Earth. Los arqueólogos reales han sido un poco más escépticos. Pero, Angela Micol dice que unos nuevos descubrimientos ayudan a demostrar sus conclusiones.

Otro arqueólogo aficionado hizo recientemente un estudio del suelo en uno de los dos sitios que Micol encontró, y aclama que vio cerámica, conchas, y signos de cavidades y túneles debajo de las pretensiones de la superficie. "Esos montículos están definitivamente escondiendo un antiguo sitio por debajo de ellos", dice.

Además, una pareja Egipcia, coleccionistas de viejos mapas y documentos raros dicen que tienen 34 mapas y 12 documentos en su colección que indican que las áreas de Micol son sitios piramidales. La pareja dice que sus documentos sugieren dos pirámides desconocidas en uno de los sitios, de Fayum, que fueron enterradas intencionalmente. "Serían las mayores pirámides conocidas por la humanidad", dice la pareja. "No podríamos exagerar si decimos que el hallazgo puede eclipsar las Pirámides de Giza".

Pero los arqueólogos reales se mantienen desinteresados ​​en la investigación de Micol, por lo que ha puesto en marcha una campaña para recaudar 50,000 dólares para explorar el sitio con un radar de penetración del suelo e  imágenes de satélite de infrarrojos.

"Es muy obvio lo que los sitios pueden contener", dice Micol, "pero se necesita investigación de campo para verificar que son, de hecho, pirámides".


Otros artículos de interés:

Síguenos
Página Facebook
Twitter

miércoles, 17 de julio de 2013

Raros jeroglíficos Mayas descubiertos en Guatemala



Los arqueólogos de Estados Unidos y Guatemala han hecho un descubrimiento interesante, durante una excavación en el departamento de Petén, norte de Guatemala.

Los investigadores encontraron un pedazo de piedra tallada que data de hace casi 1,450 años, un período conocido como la "Edad Oscura" de la civilización, en el cual se creía que no existía ninguna  forma de escritura.

Señora Ikoom
El monumento, llamado El Perú Estela 44, tiene jeroglíficos en los lados y en la parte posterior, y una imagen erosionada de un rey en el frente.

Después de traducir los jeroglíficos, se reveló que fue dedicado el 25 de enero, AD 564 y cuenta la historia del ascenso al poder de una princesa Maya durante un brutal batalla de ida y vuelta entre dos dinastías familiares.

Los grandes gobernantes tuvieron placer en describir la adversidad como un preludio para el éxito final. "Aquí la reina Serpiente, Señora Ikoom, se impuso en el final", dijo el director de investigación el profesor David Freidel de la Universidad de Washington en St. Louis, de acuerdo com sci-news.com. "Los cuentos de intriga política y el derramamiento de sangre de la Estela 44 son sólo algunas de las muchas historias dramáticas de la historia del Clásico Maya que han sido recuperados a través del desciframiento de los glifos Mayas, una ciencia que ha hecho grandes avances en los últimos 30 años."

El sitio arqueológico Precolombino Maya donde se descubrió la piedra se llama El Perú-Waka ', y esta situado a unos 60 kilómetros al oeste de la zona arqueológica del famoso Tikal. El sitio está abierto al público, pero es muy difícil de alcanzar, ya que se encuentra sobre un acantilado en el Parque Nacional Laguna del Tigre, a unos seis kilómetros al norte del río San Pedro.

Marte tenía cuencas fluviales

Ya no hay dudas de que antiguamente cursos de agua recorrieron la superficie de Marte. Ahora nueva información indica que el planeta rojo incluso poseía su propio sistema fluvial.


Esa ha sido la conclusión de la NASA a partir de la información enviada por el vehículo de exploración espacial Curiosity y el orbitador de reconocimiento de Marte, pertenecientes a la agencia espacial estadounidense.

De acuerdo con los nuevos datos, una vasta zona del planeta conocida como la Rivera Aeolis presenta claras señales de haber formado parte de la cuenca de un río marciano. Encontrar pruebas no ha sido fácil, y no solo por la distancia que separa Marte de nuestro planeta. La acción durante miles de años de los fuertes vientos marcianos y de las tormentas de polvo ha ido borrado rastros topográficos de gran valor.

Pese a ese factor, la NASA había informado anteriormente que se había hallado un tipo de arcilla cuya composición química evidenciaba que alguna vez estuvo sumergida bajo el agua.

El orbitador de reconocimiento de Marte es capaz de proporcionar una visión de Marte a una escala mucho mayor. De hecho los científicos de la NASA piensan crear a partir de estos datos simulaciones en 3D que pueden mostrar cómo fluía el agua de estos antiguos cauces marcianos.

Síguenos
Página Facebook
Twitter

'El Hobbit' pertenece a una especie humana distinta

Los fósiles hallados hace una década en Indonesia, y que ha sido llamados 'El Hobbit' por sus pequeñas dimensiones, no eran de un hombre con problemas de crecimiento, sino que pertenecía a una especie distinta de la humana, según ha determinado un estudio elaborado por científicos estadounidenses y que ha sido publicado en 'Plos One'.

En un principio, los restos hallados en 2003 en la cueva Liang Bua se creían de un 'Homo Sapiens' que, por razones desconocidas, había crecido apenas un metro de altura y pesaba 30 kilogramos. Sin embargo, esta teoría siempre ha sido fuente de debate entre la comunidad científica debido a algunas contradicciones.

Así, mientras algunos expertos en biología evolutiva destacaron que el esqueleto era de ancestros del hombre moderno con aflicciones que impidieron su crecimiento y le dieron un cerebro más pequeño, otros argumentaban que pertenecían a una especie distinta y extinguida, que denominaron 'Homo floresiensis' o 'Hombre de las flores'.

Ahora, el nuevo trabajo corrobora la teoría de que 'El Hobbit' pertenece a una especie distinta, dentro de la familia humanoide y, por tanto, "contradice la hipótesis de las condiciones patológicas", según ha apuntado la autora principal del estudio, Karen Baab.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores hicieron comparaciones detalladas entre el único cráneo hallado en la cueva y varios otros ejemplares del género homo: fósiles de homininis extintos, incluidos el Neandertal y el Homo erectus, entre otros, además de compararlo también con humanos modernos saludables y con condiciones patológicas.

Según Baab, una de las conclusiones del equipo es que el cráneo del 'Homo floresiensis' se parece más al de los fósiles de homininis que al de los humanos modernos o que a los ejemplares con patologías de crecimiento. La antropóloga ha apuntado que se han "tratado de probar prácticamente todas las hipótesis" y que, en comparación con estudios previos, su informe aporta una visión "mucho más completa".

Los resultados concuerdan con, al menos, otros dos estudios previos, publicados en la revista 'Nature' en 2009, que también argumentaban que se trata de una especie distinta a la del 'Homo sapiens'.


Artículo relacionado:

La Teoría "Fuera de África" ​​oficialmente desacreditada

Síguenos
Página Facebook
Twitter


Los invitamos a unirse a nuestro grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

lunes, 15 de julio de 2013

Descubren en Escocia el calendario mas antiguo del mundo

Data del año 8.000 a.C., se encuentra en un monumento mesolítico y mide el tiempo según las fases del Sol y la Luna.



Arqueólogos británicos creen haber descubierto el que puede considerarse el calendario lunar más antiguo del mundo, hallado en un campo de Aberdeenshire, en Escocia.

Durante sus excavaciones en un terreno del castillo de Crathes, los arqueólogos encontraron unos hoyos que parecen representar las fases de la Luna.

Un equipo liderado por la Universidad de Birmingham, en Inglaterra, sugiere que el antiguo monumento fue creado por comunidades cazadoras-recolectoras hace unos 10.000 años.

Más antiguo que los de Mesopotamia

Las excavaciones, realizadas en el terreno conocido como Warren Field, se iniciaron en 2004 y desde entonces los expertos que analizaron los hoyos concluyeron que estos habrían contenido postes de madera.

Se estima que este calendario mesolítico es miles de años más antiguo que otros sistemas para medir el tiempo descubiertos en Mesopotamia.

La disposición de los hoyos también se alinea con el solsticio de invierno. Se cree que era para dotar a estas comunidades de un sistema anual de "corrección astronómica", para así calcular mejor el paso del tiempo y el cambio de las estaciones.

Vince Gaffney, profesor de arqueología en la Universidad de Birmingham, lideró el análisis del proyecto.

Según dijo, la evidencia "sugiere que las sociedades de cazadores-recolectores en Escocia tenían tanto la necesidad como la sofisticación para seguir el tiempo a lo largo de los años, con el fin de corregir los cambios estacionales del año lunar, y esto ocurrió casi 5.000 años antes de los calendarios conocidos en oriente".

El Dr. Richard Bates, de la Universidad de St. Andrews, que también participó en el proyecto, dijo que el descubrimiento demuestra "excitantes nuevas evidencias" de la temprana Escocia mesolítica.

Síguenos
Página Facebook
Twitter

sábado, 13 de julio de 2013

Asentamiento de 2,000 años de antigüedad encontrado en México


Unos trabajadores de una construcción que tiene lugar en la ciudad de Jáltipan, al sureste de Veracruz, en México, han descubierto un antiguo asentamiento que data a 2,000 años. Hasta ahora, los arqueólogos han encontrado 30 esqueletos, las ruinas de una pirámide, figurillas de barro, cuentas de jade, espejos y restos de animales.

Los restos de animales, que incluyen cuernos de venado y los huesos de perros, coyotes, venados, peces y aves, se encuentran junto a los esqueletos humanos, lo que sugiere que fueron enterrados como animales de compañía para el inframundo. Sin embargo, los esqueletos aún no han sido analizados en detalle y esto debe revelar mucho más acerca de cómo se prepararon los cuerpos para el entierro.

Los arqueólogos creen que el antiguo asentamiento fue ocupado entre el primer y séptimo siglo dC. Aunque poco se sabe al momento acerca de las personas que vivían allí, hay algunos indicios de que el sitio era multicultural, ya que los artefactos encontrados en el sitio representan a varias culturas.

Otra explicación podría ser que los habitantes del lugar fueran colectores que comercializaban productos de otras culturas.

De acuerdo con el Instituto de Antropología e Historia Nacional, la pirámide que se encuentra es de piedra bofetadas y es de 12 metros de altura. Es un descubrimiento poco frecuente ya que la arquitectura monumental de piedra rara vez se ha encontrado en Veracruz. Los investigadores dicen que la pirámide es Maya o Tajin en estilo. Sin embargo, se dará mas a conocer cuando un análisis más detallado halla tenido lugar.

Síguenos
Página Facebook
Twitter

jueves, 11 de julio de 2013

Hallan los restos de un bosque prehistórico en el fondo del golfo de México

Un equipo de buzos ha descubierto los restos de un bosque primigenio en el fondo del golfo de México, cerca de la costa del estado estadounidense de Alabama.


De acuerdo con el portal LiveScience, una gran cantidad de cipreses de los pantanos (Taxodium distichum) permanecieron enterrados bajo varios sedimentos marinos durante más de 50.000 años, hasta que esta capa fue destruida por el huracán Katrina.

Los primeros análisis de los hidrocarburos de la zona revelaron que la edad del bosque podría ser de unos 52.000 años.

Según Ben Raines, uno de los primeros buzos que hicieron el extraordinario descubrimiento, el bosque submarino contiene árboles tan bien conservados que todavía huelen a savia fresca de ciprés cuando se cortan.

"Nadando entre estos tocones y troncos, me siento como si estuviera en un mundo de hadas", dijo Raines citado por LiveScience.

El bosque de cipreses se extiende por una superficie de 1,3 kilómetros cuadrados y se encuentra a una profundidad de unos 18 metros.

Los científicos indican que la investigación más precisa de los árboles permitirá conocer ciertos aspectos del clima del golfo de México en la era de 'la glaciación de Wisconsin', con la cual finalizó el Pleistoceno, una época geológica que comenzó hace 2,59 millones de años y terminó hace más de 11.000 años, así como arrojar luz sobre los cambios climáticos de la región durante siglos.

Actualmente los especialistas buscan financiamiento para estudiar más profundamente el bosque prehistórico. Según estiman, sólo disponen de unos años para hacerlo antes de que los animales marinos destruyan las muestras disponibles de los árboles del antiguo bosque.

Síguenos
Página Facebook
Twitter

Tribu en pequeña isla permanece sin ser tocada por la civilización moderna



Los Sentinelese  son uno de los pueblos indígenas Andamaneses y uno de los pueblos más aislados de las Islas Andamán, ubicados en la India en la Bahía de Bengala. Ellos habitan la isla Sentinel del Norte, que se encuentra hacia el oeste, en el extremo sur del Gran archipiélago de Andamán.

El Sentinelese mantiene una sociedad esencialmente de cazadores-recolectores, subsisten de la caza, la pesca y la recolección de plantas silvestres, no hay evidencia de las prácticas agrícolas y de métodos de la producción de fuego. Su lenguaje sigue sin ser clasificado.

La población Sentinelese actual no se conoce con gran precisión. Las estimaciones van desde a un menor de 40, hasta un máximo de 500. En el año 2001, el Censo de los funcionarios de la India registraron 39 individuos (21 hombres y 18 mujeres), sin embargo, esta encuesta se realizó a partir de una distancia y es casi seguro que no representa una cifra exacta de la población que oscilan sobre una isla de 72km2 (17,800 acres).

En visitas anteriores, se encontraron regularmente grupos de unas 20 a 40 personas. Habitaciones de 40 a 60 individuos se encontraron en dos ocasiones. Es casi seguro que algunos individuos se esconden, y por lo tanto una mejor aproximación del tamaño del grupo no puede ser determinada. Esto podría sugerir que unos 2-6 grupos ocupan la isla. Parece que hay un poco más de hombres que mujeres. En un momento dado, alrededor de la mitad de las parejas parecían tener hijos a su cargo o que las mujeres estaban embarazadas.

Los pueblos indígenas Andamanese Sentineleses y otros, son descritos con frecuencia como negritos, un término que se ha aplicado a varios pueblos muy distantes en el sudeste de Asia, como el Semang del archipiélago Malayo y el Aeta de Filipinas, así como a otros pueblos tan lejanos como Australia (sobre todo las antiguas poblaciones de Tasmania). Las características que definen a estos pueblos "negrito" (que no son un grupo monofilético) incluyen una comparativamente baja estatura, piel oscura y cabello "pimienta", cualidades que también se encuentran comúnmente en todo el continente de África.

Desde 1967 las autoridades indias han intentado establecer contacto con los Sentinelese para hacer estudios antropológicos. Las “expediciones de contacto” consistían en una serie de visitas en las que se dejaban regalos, por ejemplo cocos, en la costa. Pero casi todos estos intentos acabaran con lluvias de flechas y bailes amenazantes.

En 2006 los Sentinelese mataron a dos pescadores mientras faenaban ilegalmente cerca de la isla, y ahuyentaron el helicóptero que fue a recoger sus cuerpos a base de flechas y piedras. Desde entonces la política del gobierno indio es de dejar a los isleños en paz. Ya no hay intenciones de intentar establecer contacto.


Los antiguos documentos Arabes y Persas cuentan que las islas Andamán eran habitadas por caníbales, una exageración probablemente originada por la ferocidad de los ataques con los que eran bienvenidos los viajeros. Más tarde los Indios y Europeos esquivaron estas islas en las rutas de navegación para no encontrarse con sus peligrosos habitantes.

Los habitantes de la pequeña Isla Sentinel del Norte son la única tribu del archipiélago de Adaman que ha conseguido mantener su aislamiento hasta hoy.

Síguenos
Página Facebook
Twitter

La Atlántida y Creta: un matrimonio infeliz


Lo que la arqueología debe de odiar en primer lugar es la Atlántida.

Para ellos, la veracidad de la historia de la Atlántida a como fue escrita por Platón, simplemente no puede ser posible, para los científicos una civilización no puede haber existido en 9600 a.C. en el Océano Atlántico.

Aunque Platón escribió sobre la Atlántida en un libro sobre historia, algunos historiadores "inteligentes" han argumentado que no se trata de una verdadera civilización, sino de un "estado ideal". Y asumen que pueden salirse con la suya mediante la adición de la palabra "filósofo" delante del nombre de Platón. Otros, como el historiador Alan Cameron, dicen: "Es sólo en los tiempos modernos que la gente ha tomado la historia de la Atlántida en serio, nadie lo hizo en la antigüedad." No, señor Cameron, esto simplemente no es verdad.

Aunque muchos Griegos fueron de hecho escépticos sobre la historia de la Atlántida cuando la oyeron por primera vez, la historia en su relato y contexto era de origen Egipcio, presentada a los Griegos por Platón, quien registró lo que él había aprendido de Solón, el hombre que había oído la historia en Egipto.

Podríamos clasificarla como evidencia de segunda mano o rumor, pero a diferencia de hoy, los pocos escépticos Griegos fueron actualmente a Egipto para desmentir el relato de Platón. Cuando regresaron a su hogar, confirmaron que Platón había escrito realmente la verdad: los Egipcios tenían una relato que hablaba de una civilización perdida, conocida como la Atlántida. Habían visto la historia escrita en las paredes de los templos Egipcios mismos.

Mientras que algunos científicos argumentan que la Atlántida es un estado idealizado, una tendencia más común, y en moda en las últimas décadas dentro de la comunidad arqueológica, es estacionar a la Atlántida en la isla de Thera/Santorini, una isla al norte de Creta.

En la mitad del primer milenio antes de Cristo, el volcán de Santorini tuvo una violenta erupción que destruyó algunos de los asentamientos urbanos de la isla, como Akrotiri, aunque tuvo un efecto mucho más negativo sobre la civilización Minoica que reinó en las aguas del Mediterráneo de Creta, al sur.

En su historia de la Atlántida, Platón escribió como "ocurrieron violentos terremotos e inundaciones, y en un solo día y noche de desgracia todos sus hombres guerreros se hundieron en la tierra, y la isla de la Atlántida desapareció de la misma manera en las profundidades de el mar. Razón por la cual el mar en esas partes es infranqueable e impenetrable, porque hay un banco de lodo en el camino, y esto fue causado por el hundimiento de la isla" Este el pasaje favorito de Platón que a los arqueólogos y a los historiadores les gusta citar cuando se trata de la solución de que Thera es la Atlántida, por supuesto Santorini fue un evento súbito, violento, anunciando la desaparición de la civilización Minoica. En la costa norte de Creta, todavía se pueden ver las diferentes capas geológicas que dan testimonio a este evento.

Pero ¿qué pasa con todas las otras pruebas relatadas por Platón, que no encajan con Thera y la civilización Minoica como la Atlántida?

En primer lugar, su ubicación. Platón la describe fuera de las Columnas de Hércules, que hoy en día es más conocido como Gibraltar, el promontorio rocoso que define el extremo sur de España. Tera se encuentra en el interior del Mar Mediterráneo, no fuera del mar Mediterráneo. ¿Qué pasa con la edad? El volcán hizo erupción en ca.1500 a.C., mientras que la Atlántida fue destruida nueve mil años antes de Platón. Pero lo más importante: ¿qué pasa con el tamaño? Platón da una descripción muy detallada de las dimensiones de las paredes de la Atlántida, por lo que es claro que la isla era de varios cientos de millas de ancho y largo, con las "paredes" de la Atlántida siendo de alrededor de 200 millas desde el mar mismo. Este tamaño es simplemente imposible de encajar bien con Santorini, así como con la isla más grande de Creta.

Cuando tomamos los tres ingredientes juntos, muestra que Thera o Creta, simplemente no podría haber sido la Atlántida. Para que Thera pueda servir como la Atlántida, una tremenda versión comprimida tiene que ocurrir en toda la información que ofrece Platón acerca de esta civilización. Este método de selección y mezcla es muy poco científica, pero cuando se trata de explicar las leyendas inconvenientes como la Atlántida, este enfoque científico no es cuestionado.

Atlantis no es Creta.



Artículos relacionados:


Síguenos
Página Facebook
Twitter

Los invitamos a unirse a nuestro grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

Arqueólogos descubren Esvástica de 7,000 años de antigüedad en el noroeste de Bulgaria

Un fragmento de cerámica con la imagen de una cruz gamada, que data a 7,000 años, fue uno de los objetos que se mostraron por primera vez como parte  de la exposición 'Dioses Símbolos y Signos antiguos"en el museo de Vratsa en el noroeste de Bulgaria, el 20 de mayo del 2010

El fragmento de cerámica de arcilla decorado con la esvástica fue encontrado por los arqueólogos en las excavaciones de una fosa ritual alrededor del pueblo de Altimir, cerca de la ciudad de Vratsa. El hallazgo remonta al comienzo de la Edad de Piedra-Cobre y demuestra que este símbolo atraviesa los siglos y no puede vincularse exclusivamente al partido de Hitler, explicaron los arqueólogos.

La esvástica como símbolo data del período Neolítico en la antigua India, de acuerdo con los hallazgos arqueológicos anteriores. También se puede ver en restos Romanos y Medievales. A pesar de que era de uso común en la mayor parte del mundo sin estigma y persiste ampliamente en las religiones como el Hinduismo y el Budismo, la esvástica se ha convertido estigmatizada en el mundo occidental, debido a su uso icónico en la Alemania nazi.

Artículo relacionado:
El lugar donde Europa inició: Ciudades construidas por los Arios en las remotas llanuras Rusas

Síguenos
Página Facebook
Twitter
Tumblr

Los Neandertales hablaban como nosotros


Los neandertales han fascinado a los científicos y al público en general desde que fueron descubiertos hace casi 200 años. Al principio, el mundo académico los consideraba poco más que unas bestias infrahumanas incapaces de hacer nada excepto primitivos gruñidos, pero en los últimos años descubrimientos paleontológicos y, sobre todo, la obtención de ADN antiguo, han demostrado que lejos de ser torpe y lenta, esta otra especie humana era mucho más parecida a nosotros, el Homo sapiens, de lo que creíamos, con capacidades cognitivas y una cultura comparables a las nuestras. Además, puede que tuviéramos algo muy importante en común: el lenguaje. Un equipo de investigadores del Instituto de Psicolingüística del Max Planck explica en la revista Frontiers in Language Sciences que el habla moderna se remonta al último antepasado común que compartimos humanos modernos y neandertales hace aproximadamente medio millón de años, probablemente el Homo heidelbergensis.
Los neandertales habitaron vastas extensiones de Eurasia occidental durante varios cientos de miles de años, en los períodos interglaciales más leves. Eran nuestros primos más cercanos, pero no está claro cuáles de sus capacidades cognitivas eran similares, o por qué los humanos modernos tuvieron éxito y les sustituyeron después de miles de años de convivencia.
La nueva investigación cree que el lenguaje esencialmente moderno es una característica de nuestro linaje que se remonta al menos al más reciente antepasado que compartimos con los neandertales y los denisovanos (otra forma de humanidad, conocida sobre todo por su genoma). Su interpretación va en contra de la hipótesis generalmente asumida por la mayoría de los científicos de la aparición súbita y reciente del lenguaje moderno, presumiblemente debido a una sola o muy pocas mutaciones genéticas. Esto retrotrae los orígenes del lenguaje moderno desde hace 50.000 años a alrededor de un millón de años atrás, a algún momento entre los orígenes de nuestro género Homo, hace unos 1,8 millones de años, y la aparición del Homo heidelbergensis. Esta teoría niega que una sola mutación en un solo individuo diera lugar al lenguaje, y sugiere que una acumulación gradual de innovaciones biológicas y culturales es mucho más plausible.

Rastros de sus lenguas

Curiosamente, dado que sabemos por el registro arqueológico y los datos genéticos recientes que los humanos modernos interactuaron tanto genética como culturalmente con los neandertales y los denisovanos, al igual que nuestros cuerpos llevan algunos de sus genes, "tal vez nuestras lenguas conserven también rastros de sus lenguas", dicen los investigadores. Esto significa que al menos algo de la diversidad lingüística observada se debe a estos antiguos encuentros, una idea comprobable mediante la comparación de las propiedades estructurales de los idiomas africanos y no africanos, y por simulaciones por ordenador de la propagación del lenguaje.

Síguenos
Página Facebook
Twitter

martes, 9 de julio de 2013

El lugar donde Europa inició: Ciudades construidas por los Arios en las remotas llanuras Rusas

Ciudades de la Edad de Bronce construidas por los Arios, que remontan a principios de la civilización occidental de Europa se han descubierto en una remota parte de Rusia.


Los arqueólogos han identificado a 20 de los asentamientos en forma de espiral que se construyeron hace unos 4,000 años poco después de la Gran Pirámide de Egipto.

Se cree que los edificios fueron utilizados por la raza Aria original cuyo símbolo de la esvástica fue posteriormente adoptada por los nazis en la década de 1930.


Bettany Hughes 
En el verano del 2010, la historiadora de TV Bettany Hughes exploró la parte desolada de la estepa Rusa en la frontera con Kazajstán, para un programa de la BBC Radio 3 'Rastreando los Arios'.

Ella dijo: "Potencialmente, esto podría rivalizar con la antigua Grecia en la época de los héroes."

"He escrito mucho sobre el mundo de la Edad de Bronce, y siempre me había parecido que faltaba un gran pedazo en el rompecabezas".

"A todos nos han dicho que hay este tipo de lengua materna, Proto-Indo-Europea, de la que todas las lenguas que conocemos surgen".

"Estaba muy emocionada de escuchar que en la viña arqueológica, exactamente en el período en la que soy experta, toda esta nueva civilización de la Edad de Bronce se ha descubierto en la estepa del sur de Siberia"

Los restos de la antigua ciudad fueron exploradas por primera vez hace unos 20 años. Debido a que la región es tan remota, las increíbles ciudades han permanecido prácticamente desconocidas para el resto de Europa hasta ahora.

Son del mismo tamaño que varias de las ciudades de la antigua Grecia, y pudieron haber albergado entre 1,000 y 2,000 personas.

El lenguaje Ario ha sido identificado como el precursor de un número de lenguas Europeas modernas. El Inglés utiliza muchas palabras similares como brother (hermano), oxen (buey) y guest (invitado) las cuales han sido rastreadas a los Arios.

Los elementos que hasta ahora han sido desenterrados en los sitios incluyen equipo de maquillaje, de carrozas y numerosas piezas de cerámica.

Los artefactos fueron embadurnados con esvásticas que se utilizaron en la antigüedad como símbolos del sol y la vida eterna.

Pero la esvástica y la raza Aria fueron adoptadas por Hitler y los nazis como símbolos de su supuesta raza superior.

Artículos relacionados:
La investigación científica sobre los Arios
Arqueólogos descubren Esvástica de 7,000 años de antigüedad en el noroeste de Bulgaria

Síguenos
Página Facebook
Twitter

La Civilización Minoica fue Europea, pruebas de ADN lo revelan.

Los Minoicos, los constructores de la primera civilización avanzada de Europa, eran en realidad europeos, según sugiere una investigación reciente.


La conclusión, publicada el pasado 14 de mayo en la revista Nature Communications, se obtuvo mediante la comparación del ADN de esqueletos minoicos de 4.000 años de antigüedad con material genético de personas que han vivido en Europa y África tanto en el pasado como en la actualidad.

"Ahora sabemos que los fundadores de la primera civilización europea avanzada eran europeos", dijo el co-autor del estudio, George Stamatoyannopoulos, especialista en genética humana en la Universidad de Washington. "Ellos fueron muy similares a los Europeos del Neolítico y muy similares a los cretenses de hoy en día".

La cultura minoica surgió en Creta, la cual es ahora parte de Grecia, y floreció desde aproximadamente el 2,700 a.C. a 1,420 a.C. Algunos creen que una erupción masiva del volcán Thera, en la isla de Santorini, condenó a la civilización de la Edad de Bronce, mientras que otros sostienen que fueron los invasores micénicos quienes derrocaron a la otrora gran potencia.

En la actualidad, los Minoicos puede que sean más famosos debido al mito del Minotauro, una criatura mitad hombre, mitad toro, un ser fabuloso que vivía dentro de un laberinto en Creta.

Cuando el arqueólogo británico, Sir Arthur Evans, descubrió el palacio minoico de Knossos, hace más de 100 años, quedó estupefacto por su belleza. También observó una inquietante similitud entre el arte Minoico y el arte Egipcio, por lo que no creyó que dicha cultura minoica fuera de cosecha propia.

Palacio Minoico
Pistas genéticas
Para probar esta idea, el equipo de investigación analizó el ADN de antiguos esqueletos minoicos que habían quedado sellados en una cueva de la Meseta de Lassithi, en Creta, hace entre 3,700 y 4,400 años. Entonces compararon el ADN mitocondrial de los esqueletos, el cual que se almacena en los centros energéticos de las células y se transmite a través de la línea materna, con el que se encontraba en una muestra de 135 poblaciones modernas y antiguas de toda Europa y África.

Los investigadores encontraron que los esqueletos Minoicos eran genéticamente muy similares a los Europeos de hoy en día, y sobre todo muy cercanos a los cretenses de hoy en día, especialmente a los de la Meseta de Lassithi. También eran genéticamente similares a los Europeos del Neolítico, pero distintos de las poblaciones de Egipto o Libia.

Las conclusiones sugieren que fueron los locales, no expatriados africanos, los que desarrollaron la cultura minoica.
¿Lengua antigua?
Los hallazgos sugieren que los antiguos Minoicos eran probablemente descendientes de una rama de agricultores de Anatolia (lo que es hoy en día Turquía e Irak), los cuales se desplegaron por Europa hace unos 9.000 años. Si fue así, los Minoicos pudieron haber hablado un lenguaje Proto-Indoeuropeo derivado de una posible habla de los agricultores de Anatolia, según especulan los investigadores.

Saber que la lengua Minoica tiene raíces Indo-Europeas podría ayudar a los arqueólogos a descifrar el misterioso sistema de escritura Minoica conocido como Lineal A, dijo Stamatoyannopoulos.

Las teorías prevalecientes sostienen que el minoico era una familia lingüística independiente.