lunes, 25 de febrero de 2013

Mauritia, el continente perdido

Un equipo internacional de científicos encontró los restos de un microcontinente antiguo en el Océano Índico.


Un equipo internacional de científicos han hallado restos de un microcontinente antiguo en el Océano Índico. Concretamente, se han encontrado, en Isla Mauricio, 20 circones -cristales diminutos de silicato de circonio que son extremadamente resistentes a la erosión o al cambio químico- que tienen entre 660 y 1.000 millones años de antigüedad.

El trabajo, publicado en 'Nature Geoscience', sugiere que no solo uno, sino muchos fragmentos de corteza continental se encuentran bajo el Océano Índico. Los análisis de campo gravitacional de la Tierra revelan varias grandes áreas del fondo marino donde la corteza es más gruesa de lo normal, de 25 a 30 kilómetros de espesor en lugar de los 5 o 10 kilómetros normales.

Los científicos han indicado que esas anomalías corticales pueden ser los restos de una masa de tierra que el equipo ha apodado 'Mauritia', y que se habría separado de Madagascar cuando éste se separó, a su vez, de La India, hace 60 millones de años.

Tras el estiramiento y adelgazamiento de la corteza de la región 'Mauritia' se hundió y ha permanecido oculta bajo capas de lava. De haber quedado en la superficie, habría sido una isla del tamaño de Creta, según han apuntado los investigadores.

El equipo halló los circonios tras recoger muestras de arena de la Isla Mauricio, conocida como destino turístico. Este mineral no es habitual en la isla y, según han indicado los expertos "no hay una fuente local obvia para estos circones" más que "se hayan producido en Madagascar, al otro lado de un mar profundo".

"No es posible que el hombre las pusiera allí ni que el viento las arrastrara, debido a su tamaño", ha indicado uno de los autores de la investigación, Robert Duncan.

Otras cuencas oceánicas en todo el mundo bien puede albergar restos sumergidos de continentes "fantasmas", según ha indicado otro de los autores, Mac Niocaill. Ahora, falta conocer los resultados detallados del fondo del océano, incluidos los análisis geoquímicos de las rocas, que revelarán si 'Mauritia' es una "parte hundida" de Madagascar.

Síguenos
Página Facebook
Twitter

viernes, 8 de febrero de 2013

La Lista de los Reyes Sumerios del Prisma de Weld-Blundell

Se conocen más de una docena de ejemplares de Listas de Reyes Sumerios, encontrados en Babilonia, Susa, y en la Biblioteca Real Asiria de Nínive, del siglo VII a.C. Se cree que todos proceden de un original que probablemente fue escrito durante la tercera dinastía de Ur o un poco antes. El ejemplar mejor conservado de la Lista de Reyes Sumerios es el llamado Prisma de Weld-Blundell.



El Prisma de Weld fue escrito en cuneiforme hacia el 2170 a.C. por un escriba que firma como Nur-Ninsubur, a finales de la dinastía Isin. El documento ofrece una lista completa de los Reyes de Sumer desde el comienzo, antes del Diluvio, hasta sus propios días, cuando reinaba Sin-Magir, Rey de Isin (1827 a.C – 1817 a.C) incluyendo además y expresamente a los 10 Reyes Longevos que vivieron antes del Diluvio Universal. Se trata de un prisma excelente, de barro cocido, que fue hallado por la expedición Well-Blundell en el año 1922, en Larsa, hogar del cuarto rey antediluviano, Kichunna, unos pocos kilómetros al norte de Ur, y que posteriormente ha sido depositado en el Museo Ashmolean de Oxford. Se cree que el objeto es anterior en más de un siglo a Abraham, y fue encontrado a poca distancia del hogar del patriarca Hebreo.

La lista comienza así: Tras descender el Reinado del Cielo, Eridú (lugar donde según la Biblia estuvo el Jardín del Edén) se convirtió en la sede del Reino. La Lista de los Reyes Sumerios, al igual que la Biblia, habla acerca del Diluvio: Después de que las aguas cubrieran la tierra y que la Realeza volviera a bajar del Cielo, la Realeza se asentó en Kis. El objeto de la Lista Real era demostrar precisamente que la monarquía bajó del Cielo, y que había sido elegida una determinada ciudad para que dominara sobre todas las demás.

Beroso (Berossus), el historiador y escriba babilonio del año 300 a.C., basando su historia en archivos del Templo de Marduk, copiados a su vez de inscripciones primitivas, muchas de las cuales han sido descubiertas, nombró a los 10 Reyes Longevos de Sumeria, que reinaron entre 10.000 a 60.000 años cada uno de ellos. En los días de Xisuthro (Zinsuddu) –dice Beroso– ocurrió el Gran Diluvio”.

Tanto las Tablillas de Nippur como el Prisma de Weld dan los nombres y reinados como siguen:

REY - REINÓ EN - DURACIÓN
Alulim Eridú 28,000 años
Alalmar Eridú 36,000 años
Emenluanna Badgurgurru 43,000 años
Kichunna Larsa 43,000 años
Enmengalanna Badgurgurru 28,000 años
Dumuzi Badgurgurru 36,000 años
Sibzianna Larak 28,000 años
Emenduranna Sippar 21,000 años
Uburrato Shuruppak 18,000 años
Zinsuddu
Utnapishtim

Entonces, el Diluvio destruyó la Tierra. Estos son exactamente los mismos reyes que cita el historiador Babilónico Beroso.



Síguenos
Página Facebook
Twitter