miércoles, 24 de agosto de 2016

"Próxima b" el planeta habitable más cercano a la Tierra


Un equipo de científicos descubrió un planeta orbitando fuera del Sistema Solar, de un tamaño un poco mayor que el de la Tierra, con una temperatura que permitiría la existencia de agua y que hasta podría albergar vida, en lo que sería uno de los mayores hitos de la astronomía.

El hallazgo del intensamente buscado exoplaneta, bautizado "Próxima b", fue confirmado por astrónomos del Observatorio La Silla de ESO (European Southern Observatory), en el norte de Chile, y monitorizado por otros telescopios del mundo.

Los estudios, que comenzaron hace tres años, mostraron que Próxima b orbita cada 11 días una fría, enana y roja estrella (Próxima Centauri), la más cercana a la Tierra, a una distancia de poco más de cuatro años luz del Sistema Solar.

"Se han encontrado muchos exoplanetas y van a descubrirse aún muchos más, pero buscar el potencial análogo de la Tierra más cercano y conseguirlo ha sido la experiencia de toda una vida", dijo Guillem Anglada-Escudé, a cargo del equipo de astrónomos que logró el hallazgo.

"El siguiente paso es la búsqueda de vida en Próxima b", agregó.

El nuevo exoplaneta y la estrella fría que orbita se ubican en la constelación de Centaurus. La imagen de ambos es demasiado débil para poder ser detectada a simple vista y los cuerpos se encuentran cerca de un par de estrellas, mucho más brillantes, conocidas como Alfa Centauri AB.

Aunque Próxima b orbita mucho más cerca de su estrella que Mercurio del Sol, ésta es mucho más débil y posee una temperatura estimada que permitiría la presencia de agua líquida en su superficie.

Pese a estas condiciones favorables, se estima que la superficie rocosa de Próxima b puede verse muy afectada por las llamaradas de rayos X y de radiación ultravioleta procedentes de la estrella, mucho más intensas que las del Sol respecto a la Tierra.

Con todo, ESO destacó que este descubrimiento será el inicio de más observaciones, con instrumentos actuales y con la próxima generación de telescopios gigantes como el E-ELT (European Extremely Large Telescope) que se emplazará en el norte de Chile.


Otros artículos de interés:



Síguenos

lunes, 22 de agosto de 2016

La momia pelirroja de Mammoth Cave, ¿Influencia Egipcia en la antigua América?

Mammoth Cave, Kentucky

Hace casi 200 años una momia muy inusual fue descubierta en Mammoth Cave, Kentucky. Un par de cosas acerca de la momia desafía lo que nos han enseñado a creer acerca de nuestra historia, sobre todo la extensión del recorrido o la influencia de los antiguos egipcios. La momia es conocida como Fawn Hoof, y fue en gran parte responsable de haber hecho esa gigantesca cueva famosa.

La fotografía de la momia Fawn Hoof fue tomada en Washington, DC en algún momento antes de 1896.

Entre 1811 y 1813 (diferentes autores varían en la fecha) un grupo de mineros se encontraban trabajando en las cuevas de Kentucky, particularmente en Short Cave. Un trabajador estaba cavando en el barro cuando golpeó una gran roca plana. Cuando la roca se retiró se descubrió una cripta que contenía una momia.

En 1816 Nahum Ward, de Ohio, visitó la gigantesca cueva y compró la momia. Ward también compró varias otras momias y varios artefactos, algunos de ellos tan antiguos como 2,400 años en el momento. En los próximos años, gran parte de la colección de Ward fue puesta en una exhibición ambulante de rarezas. La momia fue llevada primero a Lexington, Kentucky, y más tarde fue trasladada a la Sociedad Americana de Anticuarios.

En el libro Momias Prehistóricas de la zona de la Cueva del Mamut, el editor Angelo I. George escribió que la momia fue descubierta en septiembre de 1811. También escribió que se le dio el nombre "Fawn Hoof" a la momia en 1853. Miles de personas vieron la momia cuando fue puesta en exhibición en dos Ferias Mundiales.

Isaiah Thomas, fundador de la Sociedad Americana de Anticuarios, finalmente transfirió la momia al Smithsonian Institution en 1876. Para ese entonces, la momia había sufrido algunos daños por haber sido movida alrededor y guardada en condiciones inapropiadas. Los investigadores la examinaron en el museo y la diseccionaron, llenando sus informes y resultados. En algún momento más tarde, perdieron completamente el cuerpo, así que por desgracia, no somos ahora capaces de aprender más acerca de este enigma.

La momia se había sido encontrada en un estado de preservación casi perfecto. Se determinó que la momia había sido una mujer, de casi seis pies de altura, tenía el cabello rojo en un estilo de cabello inusual. Y había estado envuelta en dos pieles de venado decoradas.  

Juzgando por los artefactos encontrados en la cripta, la mujer era alguien de importancia. Los mineros también encontraron una cobija grande tejida. 

El hecho más asombroso acerca de esta momia era que había sido preparada y embalsamada de la misma manera como lo hicieron los egipcios. Las manos, orejas, dedos y gran parte del resto del cuerpo se secó, pero fue conservada muy bien.

Entonces, ¿cómo, o por qué, el Smithsonian Institution perdió este precioso tesoro? Podría ser que la nueva información proporcionada por la momia desafiaba a sus ideas acerca de nuestra historia y las interacciones que los antiguos egipcios pudieron haber tenido con las Américas?


Otros artículos de interés:


Síguenos
Página Facebook
Twitter


Los invitamos a unirse a nuestro grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

jueves, 18 de agosto de 2016

Descubren una pirámide en Kazajistán


Un equipo de arqueólogos ha encontrado un complejo funerario en el distrito de Shet (Karaganda, Kazajistán) que posee una pirámide parecida a las egipcias, a pesar de que el lugar se encuentra a unos 6.300 kilómetros de El Cairo, según informburo.kz.

El lugar incluye un mínimo de 27 construcciones de diferentes épocas, mientras que los restos de la pirámide principal, la tumba de Begazin, poseen cinco niveles de peldaños de piedras y cerca de siete metros de diámetro. En su estado original, este inmueble se parecía mucho a la pirámide escalonada del faraón egipcio Zoser, pero los especialistas afirman que es 1.000 años más antigua.

Aunque los científicos descubrieron las construcciones el año pasado, "los trabajos para abrir la tumba principal comenzarán dentro de pocos días", según ha asegurado el arqueólogo Víktor Novozhénov, quien ha explicado que los habitantes de la zona "construyeron la pirámide hace unos 3.500 años para un 'faraón' local, el poderoso caudillo de una tribu".

Los especialistas entregarán todos los restos encontrados durante las excavaciones al museo arqueológico de la Universidad Estatal de Karaganda.




Arqueólogos descubren dos palacios que pertenecieron a la antigua realeza indoeuropea


Un equipo de arqueólogos de la Universidad de Varsovia (Polonia) ha desenterrado el primer palacio conocido de los reyes ilirios en Montenegro. El descubrimiento es impresionante, y amplía nuestros conocimientos sobre cómo ejercían su poder los reyes de Iliria.

Según PAP Science, el palacio fue hallado durante unas excavaciones realizadas en el antiguo asentamiento de Rhizon, situado en la actual ciudad de Risan, Montenegro, capital en el pasado de la famosa reina Teuta la Indómita, cuyas actividades provocaron el estallido de la Primera Guerra Iliria en el año 229 a. C. Teuta era esposa de Agrón, rey de los Ardiaeos. Hasta ahora, los trabajos en este yacimiento, en curso desde el año 2000, han permitido a los historiadores revisar el orden de los reinados de los reyes ilirios. Los investigadores han llegado a la conclusión de que el rey Ballaios no fue el sucesor de la reina Teuta como se creía hasta ahora, sino su predecesor.

El equipo de investigadores del Centro de Investigaciones de la Antigüedad del Sudeste Europeo de Varsovia ha centrado sus recientes excavaciones en el sector más representativo de la ciudad. En esta zona del yacimiento, más elevada, los arqueólogos han desenterrado los cimientos de impresionantes construcciones datadas en el siglo III a. C. El complejo palacial helenístico fue construido antes del 260 a. C., y el segundo, después del 250 a. C. Estas estructuras son las primeras de este tipo descubiertas en la región conocida como Iliria. Los historiadores creen que estos palacios eran el hogar de los reyes ilirios, entre ellos el famoso rey Ballaios y la reina Teuta la Indómita. La zona en que se están llevando a cabo estas excavaciones se encontraba inexplorada hasta ahora, por lo que los investigadores desconocían la existencia de este tesoro oculto bajo tierra.

Apenas unos pocos lugares relacionados con los reyes ilirios han sobrevivido al paso del tiempo. Sin embargo, las ruinas descubiertas en Rhizon constituyen una inesperada e imponente muestra de lo que fue la arquitectura iliria en la antigüedad.

“La situación de los edificios, su escala, su planta, y las técnicas constructivas empleadas, son sin lugar a dudas poco habituales y singulares si las comparamos con otros ejemplos de arquitectura iliria conocidos hasta ahora, incluidas las estructuras ya descubiertas en Risan. Parece que hemos desvelado un lugar conocido por las crónicas de la antigüedad. Es un caso raro en la arqueología. Habitualmente no somos capaces de identificar el emplazamiento concreto de los acontecimientos importantes, como por ejemplo el lugar exacto en el que murió Julio César,” explica el profesor Dyczek.

Según los investigadores, la parte más antigua del palacio era una gran estancia con forma de megaron, con un hogar para el fuego en su centro. En los cimientos de esta chimenea se ha descubierto una ofrenda de 30 monedas. Había además columnas de mármol a ambos lados, y la sala albergaba fragmentos de piezas cerámicas helenísticas de lujo para la mesa. En el área contigua al megaron había un almacén para ánforas. El palacio ardió hasta sus cimientos en el transcurso de un violento ataque, pero sus ruinas se convirtieron en la base para el segundo palacio. El antiguo megaron fue reemplazado por una cocina o sala de banquetes.


El segundo palacio también sufrió daños y saqueos en épocas antiguas, aunque gracias a las excavaciones sabemos ahora que los sillares de la cara exterior de sus muros estaban decorados con almohadillados. El suelo estaba formado por losas planas o piedra caliza, aunque quizás fue sustituido más tarde por finas piedras redondeadas que formaban un mosaico. Los investigadores también han encontrado fragmentos de dos grandes aldabones. El interior del palacio estaba dividido en al menos tres secciones. Además, una de sus entradas se encontraba decorada con semicolumnas moldeadas con mortero. Las ruinas del palacio fueron utilizadas para construir una serrería en Rhizon.


Otros artículos de interés:

Síguenos

Los invitamos a unirse a nuestro grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

jueves, 11 de agosto de 2016

Descubren una tumba maya que contiene historias sobre la 'dinastía de la serpiente'


Un equipo arqueológico de la Universidad del Norte de Arizona, EE.UU., y del Instituto de Arqueología de Belice ha descubierto la primera tumba real del yacimiento maya de Xunantunich, una de las más grandes de esta civilización en Belice.

La tumba regia ha sido excavada en un edificio conocido como ‘Estructura A9′ en Xunantunich. En la base de la escalinata del edificio se han descubierto dos escondrijos con ofrendas y a mitad de la escalera se encontraba la tumba con los restos de un individuo adulto. Tenía entre 20 y 30 años de edad y 'los análisis preliminares de los restos indican que era un hombre, de complexión atlética y bastante musculoso', apunta Jaime José Awe, el director de las excavaciones. La momia estaba acompañada de 36 vasijas de cerámica, trece cuchillas de obsidiana y huesos de jaguar.

"Una característica única de esta gran tumba es que fue construida a la vez que el edificio que la custodiaba. Por lo tanto, el templo fue erigido para cubrir la tumba, que es una práctica más habitual para la civilización egipcia, pero totalmente inusual en la arquitectura maya", asegura Awe.

Uno de los glifos descubiertos en los paneles
Sin embargo, más importante aún que la tumba es el hallazgo de dos paneles con jeroglíficos mayas que hablan sobre la llamada 'dinastía de la serpiente' —una familia que gobernó el imperio maya hace 1.300 años con la cabeza de una serpiente como emblema—. 

El epígrafo del equipo, Christophe Helmke, de la Universidad de Copenhague en Dinamarca, dice que los paneles cuentan sobre las conquistas del Señor K’an II, regente de la ancestral ciudad de Caracol, ubicada a 41 kilómetros al sur de la tumba. Asimismo, también revelan la existencia de otro soberano de la misma dinastía de la serpiente, un tal Waxaklajuun Ubaah K’an, que probablemente gobernó alrededor del 635 d.C.

Los eruditos han sugerido que probablemente se trate de dos herederos al trono —posiblemente hermanos— disputándose la corona.

"Esto significa que hubo dos contendientes al trono, ambos portando el mismo título dinástico, nombrado en los paneles como Kanu’l Ajaw, ‘Rey del lugar donde abundan las serpientes’", dice Helmke a The Guardian

Con la ayuda de estos paneles llenos de jeroglíficos, los investigadores esperan conocer nuevos datos sobre la dinastía de la serpiente. Juntar todas las piezas sobre la historia de esta familia de la nobleza maya, también podría ayudar a echar algo de luz sobre la caída de esta misteriosa civilización mesoamericana.


Artículos relacionados:

Síguenos
Página Facebook
Twitter

Los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu